Peelings para Mejorar las Pieles con Acné

Peelings para Mejorar las Pieles con Acné

acne_03

acne_03El acné es una afección cutánea que suele aparecer en la adolescencia y que en muchos casos acaba siendo invalidante. Los chicos y chicas que están en esa etapa tan complicada de la vida no quieren ni salir de casa porque no les gusta su imagen, y en algunos casos este problema dermatológico llega a afectar a la psiquis de los menores. La doctora Pilar Govantes, médico experta en medicina estética y directora médica de la clínica de medicina estética Biosbcn en Barcelona, comenta qué tratamientos funcionan para acabar con los problemas de acné.

Acné y Adolescencia

El acné comienza en una edad muy mala, donde las personas nos sentimos más inseguras y cuando tenemos más complejos. En una edad en la que todo lo basamos en el exterior. Los factores que inciden en la aparición del acné se centran en el aumento de secreción de grasa. Este hecho va asociado a una piel gruesa que impide que el exceso de sebo salga al exterior, y que acaba por obstruir los poros y formando granos y puntos negros. Todo esto puede ir asociado además a una infección bacteriana que propicie la aparición de acné severo. No debemos olvidar, por otra parte, que la genética tiene su papel y que si los padres tuvieron acné de jovencitos, es más probable que los hijos también lo tengan. Por último cabe mencionar que algunos alimentos pueden favorecer la aparición de este problema dermatológico, alimentos tales como lácteos, café o chocolate. Si se observa una relación en este aspecto, lo mejor es evitar ese alimento.

Higiene Facial

La persona que tiene acné no lo tiene por una falta de higiene o por presencia de suciedad. De todas formas, es importante limpiarse la piel cada día tanto por la mañana como por la noche para evitar ese aumento de seborrea. Limpiando la piel se quita el sebo que va tapando el poro y hace que ese acné avance.

Tratamiento para el Acné

En los casos de acné, el tratamiento comienza por las higienes faciales. Lo primero que hay que hacer es limpiar el poro sin vapor, para que así no aumente su diámetro. Esta tarea debe recaer en las manos de una esteticién. Es importante recordar que los granos no se tocan porque aparte de infectarse más, dejan unas marcas que son difíciles de eliminar. Por eso son importantes las higienes periódicas, para no dar tiempo a que los granos se asienten en la piel. Tras estas limpiezas se procede a los tratamientos en consulta que evitan la formación de los granos. Estos tratamientos son agradecidos y rápidos y ya desde la primera higiene se notan los resultados. Los peelings médicos retiran las capas que tapan los poros, y en un mes el paciente notará una cara completamente diferente. Se trabaja con peelings salicílicos que rebajan el grosor de la piel y que llegan hasta la glándula sebácea, limpiando el poro. De todas maneras, existe una gama amplia de peelings para que el acné no sea un problema para nadie.

Cuidado con el Sol

El sol ejerce una acción beneficiosa hacia el acné porque es bactericida y antiinflamatorio, pero siempre en las dosis adecuadas. Un exceso de sol endurece la piel, aumenta su grosor y por eso se tapa el poro, se infecta y el grano se hace más grande. Cabe destacar que mientras se lleva a cabo este tratamiento facial no se recomienda tomar el sol.

Corrección de Cicatrices

Las cicatrices del acné resultan peligrosas ya que pueden pigmentarse y ser aún más vistosas, sobre todo si incide el sol. Un grano con cicatriz puede tener mejoría, no solución. Si las marcas son recientes, en el 98% de los casos se van a recuperar trabajando con peelings y láser con factor de regeneración para aumentar la formación de colágeno.

Fuente: vivirmejor.com

Comments are closed.