Cirugía para tener abdomen plano

Cirugía para tener abdomen plano

Es la operación consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular. El exceso de piel y flaccidez de los músculos de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido uno o varios embarazos. El resultado de la cirugía es un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

La intervención se realiza bajo narcosedación más anestesia peridural o anestesia general, practicándose una incisión por encima del vello pubiano que se prolonga hacia las caderas. Se libera la piel del abdomen y, si es preciso, se refuerzan con suturas los músculos abdominales. Se tracciona hacia abajo la piel sobrante y se la retira.

Después de la operación el paciente llevará una faja especial aproximadamente por un mes. Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior irán mejorando con el transcurso del tiempo. No obstante, en algunos casos es preciso realizar una revisión cicatricial con anestesia local pasados los 3 ó 6 meses.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una abdominoplastía?

abdominoplastiaLos candidatos ideales para someterse a una abdominoplastía son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial.

También puede mejorar la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada. Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste. Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada o las cicatrices pueden cambiar de posición. En otros casos, esta cirugía consigue eliminarlas.

Si por ejemplo usted sólo tiene acumulación de grasa en la zona debajo del ombligo, puede ser suficiente la realización de un procedimiento menos complejo denominado mini-abdominoplastía. En otros casos, ya se vaya a realizar una abdominoplastía completa o una mini-abdominoplastía, puede asociarse a una liposucción del dorso y caderas que mejore la silueta corporal de manera más armónica. En cualquier caso el cirujano plástico junto a usted, determinará cuál es el procedimiento óptimo que le proporcione una silueta corporal más adecuada. Durante la consulta, el cirujano plástico también le explicará cuál es el tipo de anestesia que empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención.

¿Dónde se realiza la cirugía?

La abdominoplastía y la mini-abdominoplastía se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica. Son procedimientos que no deben realizarse en consultorio.

Después de la cirugía (post-operatorio)

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de unas horas o permanecerá 1 ó 2 días en la clínica, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Los puntos de la piel externos serán retirados entre los 5 y 7 días; los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 10 a 15 días. El vendaje se sustituirá por una faja abdominal al día siguiente de la cirugía.

Los resultados

La abdominoplastía, ya sea completa o mini-abdominoplastía, proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa. En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico. Si usted es realista en sus expectativas y es capaz de tolerar la presencia de una cicatriz abdominal definitiva, aunque disimulable, y un periodo de recuperación largo, la abdominoplastía puede ser adecuada para usted.

Comments are closed.